Derechos de los trabajadores

Contra la precariedad y la deslocalización del trabajo

La globalización de la economía ha fortalecido el desarrollo de empresas transnacionales que organizan sus actividades a escala planetaria y establecen estrategias de crecimiento y de ganancias que influyen directamente sobre el destino de toda la humanidad. Por otro lado, el desarrollo mundial de las redes de comunicaciones e informática ha posibilitado una práctica empresaria conocida como “deslocalización”, que consiste en que estas empresas derivan tareas a países cuya mano de obra resulta coyunturalmente más barata y menos conflictiva.

La deslocalización facilita el tratamiento del trabajo humano como si fuera una mercancía e incrementa la precariedad laboral a niveles inadmisibles. El trabajador pierde identidad y derechos y lo reduce a la condición de pieza intercambiable al sólo vaivén de un costo menor.

La posibilidad de reasignar tareas en cualquier otro lugar del mundo, aleja a las empresas del riesgo de verse afectadas por los costos sociales que provocan sus decisiones e inaugura un modelo de sociedad global que premia la mal llamada “competitividad” de resignadas poblaciones colmadas de desesperados que sobreviven con ingresos misérrimos.

Los estados nacionales carecen de instrumentos legales y de gestión que les permitan defender los derechos elementales de su población trabajadora. La legislación laboral, producto de la heroica lucha de los trabajadores en todo el mundo, resulta impotente para imponer condiciones a la transnacionalidad operativa que posibilita la deslocalización.

Las agremiaciones profesionales corren el riesgo de quedar atrapadas en la engañosa alternativa de reivindicar solamente los derechos laborales de los trabajadores que representan, utilizando instrumentos ineficaces y en escenarios equivocados, mientras que las decisiones que configuran su futuro pasan por otro lado.

Esta situación impone el establecimiento de normas que resguarden a las poblaciones de prácticas transnacionales que atentan contra el derecho al progreso material y a una mejor calidad de vida de sus habitantes.

Convocamos a instituciones y personas que consideren justo este reclamo, sin distinción de sexo, raza, nacionalidad, credo religioso, ideología política o condición social, a elevarlo en una sola una voz, a través de una red de voluntades construida de manera solidaria. Una red igualitaria y democrática, cuya mayor riqueza sea la diversidad y la pluralidad de realidades y pensamientos, que exprese el reclamo de todos aquellos que necesitan trabajar para vivir, a disfrutar el derecho a una vida digna.

Las voluntades reunidas a través de esta declaración harán llegar este pedido a las autoridades y organismos e instituciones nacionales, regionales e internacionales que entienden sobre los derechos laborales, como la Organización Internacional del Trabajo de las Naciones Unidas, para que se formule una nueva Declaración Universal de los Derechos de los Trabajadores que inicie el camino para erradicar definitivamente esta nueva y despiadada forma de explotación.

ALLER, Alberto; ARMAS, Jorge; BATTINI, Reinaldo; CASALE, Mariano; DEVIA, Jorge; FERNANDEZ, Abel Baldomero; GATICA, Martín; GONZALEZ TOLEDO, Javier; GRECO, Mario; GRONDONA, Jorge; GUIDA, Esteban; MENDIBURU, Diego; MORALES, Roberto; MURPHY, Santiago; OCAMPO, Federico; PANDRA, Alejandro; PODETTI, Humberto; PODETTI, J. Ramiro; RAMIS, Carlos; VAZQUEZ, Ramón; VENTURINI, Víctor; YARAD, Silvia; ZABALLA, Carlos; ZACCAGNINI, Jorge; ZOMOZA, Arturo.

ingrese aquí para acceder a las distintas opiniones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: